Introducción

¿Alguna vez ha hecho clic sobre un anuncio enigmático que apareció mientras navegaba en la Web y de pronto un montón de ventanas emergentes o sitios desagradables inundaron la pantalla? ¿O alguna vez instaló descargas gratuitas y luego notó que su ordenador funcionaba más lentamente debido a que un programa, sin su conocimiento, estaba rastreando sus movimientos online? 

Bienvenido al desconcertante mundo del spyware y la publicidad no deseada o adware. Estos programas son algo más que una molestia. También representan riesgos para la seguridad de usuarios habituales de Internet, como usted.

Spyware y publicidad no deseada

Spyware habitualmente se abre camino en su ordenador sin su conocimiento o permiso. Se ejecuta en segundo plano, recopila información o supervisa sus actividades. Muchos programas de spyware reúnen información sobre su ordenador y el modo en que usted lo usa. Por ejemplo, puede supervisar sus patrones de navegación web. Se sabe que otras clases de spyware más sofisticadas capturan y transmiten información altamente personal, desde contraseñas y nombres de usuario de sitios web, hasta números de tarjetas de crédito o copias de sus mensajes instantáneos.

La publicidad no deseada es ligeramente diferente al spyware: la intención es principalmente mostrar contenido publicitario en su ordenador. Los programas de publicidad no deseada generalmente utilizan ventanas emergentes y emiten anuncios publicitarios y vínculos a otros sitios web. Muchos de esos anuncios publicitarios ofrecen productos legítimos. Cierto tipo de publicidad no deseada supervisa sus actividades de navegación y usa esa información para enviar contenido publicitario específico. A algunas personas no les importa, pero otras consideran que esta práctica invade su intimidad.

La pregunta más importante es: ¿quiere tener este programa en su ordenador? Si, a su juicio, perjudica la privacidad y la seguridad (o al menos constituye una molestia), es obvio que se trata de software no deseado. Y eso significa que necesita aprender a tratar con él.

Cómo eliminar el spyware y la publicidad no deseada

Por lo tanto, ya sea que supongan riesgos para la seguridad o dolores de cabeza, es evidente que algunos tipos de spyware son más que una molestia. Por ejemplo, cuando el spyware y la publicidad no deseada desarrollan gran actividad en segundo plano, pueden consumir los recursos del ordenador y paralizar el sistema por completo. Aunque un equipo lento molesta a cualquiera, resulta especialmente irritante para los usuarios de oficinas domésticas.

A menudo, estos programas se instalan junto con otros que usted ha descargado. Por supuesto, es probable que exista algún tipo de notificación dentro del contrato de concesión de licencias del software. Sin embargo, dichos contratos tienden a ser un tanto extensos, y la mayoría de los usuarios no los lee por completo. Por lo general, el spyware y la publicidad no deseada se combinan con los programas gratuitos que usted descarga de Internet. Si bien algunas personas lo consideran un intercambio justo (usted obtiene software gratuito y el fabricante del software observa sus hábitos), otras lo encuentran fraudulento e invasivo.

Mientras tanto, una gran cantidad de software no deseado consigue obtener acceso al equipo mientras navega por la Web. En muchos casos, inducen al usuario a iniciar una descarga haciendo clic en una ventana emergente o un cuadro de diálogo falso. Algunas ventanas emergentes contienen un mensaje “urgente” o atractivo. Pueden ofrecerle un regalo o solicitarle que descargue algún software para ver una página web. La ventana generalmente presenta lo que parece una opción para seleccionar "sí" o "no". En realidad, si hace clic en la ventana, descargará spyware o publicidad no deseada a su ordenador. Por lo tanto, asegúrese de cerrar esta ventana.

Cómo evitar el spyware y la publicidad no deseada

Gran cantidad de software no deseado llega a su ordenador, en cierto grado por algo que usted hizo o dejó de hacer. Para evitar el spyware no deseado o la publicidad no deseada:

  • Sea selectivo acerca de lo que descarga en su ordenador. Asegúrese de que realmente necesita un programa antes de descargarlo. Y si nunca ha oído hablar sobre el fabricante del software, lea su sitio web detenidamente para saber más sobre las personas responsables de esa tecnología y sobre la tecnología en sí misma. Además, preste atención a ActiveX, una herramienta que se utiliza habitualmente para instalar spyware sin el conocimiento o la aprobación del usuario. Puede desactivar ActiveX en las preferencias del navegador y volver a activarlo si lo necesita en un sitio de confianza.
  • Lea los acuerdos de concesión de licencias. Leer estos acuerdos puede parecer una tarea ingente, pero para estar seguros, no se desplace hasta la parte inferior de la página ni haga clic directamente en el botón "Acepto" al instalar el programa gratuito. En su lugar, lea atentamente el acuerdo y compruebe si se hace referencia a actividades de recopilación de información, lo que podría significar que recibirá spyware o publicidad no deseada junto con el software gratuito.
  • Tenga cuidado con las estafas relacionadas con el anti-spyware. En la Web, abundan herramientas "anti-spyware" que hacen muy poco o nada por evitar el spyware. Algunas incluso lo empeoran. Los proveedores de dichas herramientas generalmente ofrecen análisis gratuitos, que casi siempre identifican cientos de programas de spyware en su ordenador. Luego, inmediatamente le solicitan que compre su producto fraudulento.
  • Tenga cuidado con los anuncios publicitarios seleccionables. Trate de evitar los programas (especialmente los programas gratuitos) que emiten anuncios publicitarios seleccionables. Estos anuncios publicitarios deben considerarse una señal de alerta. Si hace clic en ellos, seguramente habrá alguien observando su respuesta.

Conclusión

Lamentablemente, el spyware y la publicidad no deseada no desaparecerán en un futuro cercano. Pero es posible controlar qué entra, qué queda fuera y qué permanece en su ordenador.