Spam. En algunos casos, se trata del equivalente electrónico del correo basura y de las llamadas telefónicas basura. El spam no solo es una molestia no solicitada, sino que también es un problema global que congestiona y sobrecarga los sistemas de correo electrónico de Internet. El spam corresponde a aproximadamente el 80% del volumen mundial de correo electrónico.

En otros casos, el spam es peor que el correo basura o que las llamadas telefónicas basura. Si bien algunos mensajes de spam son simplemente publicidad no deseada, pero legítima, la mayoría no lo es. Puede incluir lo que se le ocurra, desde estafas hasta código malicioso, todo ello diseñado para causar estragos en su bienestar financiero o en su computadora. Estas son algunas de las amenazas de spam más actuales y frecuentes:

  • Troyanos. Estos archivos están ocultos en adjuntos de correo electrónico que, cuando se abren, instalan código malicioso, por lo general, spyware o virus diseñados para robar o destruir datos en su PC.
  • Zombies. Este tipo de malware también se infiltra mediante un archivo adjunto de correo electrónico, pero convierte su computadora en un servidor con el objetivo de enviar spam a otras PCs. Los zombies están en aumento y ahora ocupan el 6% de todas las PCs en los Estados Unidos.
  • Phishers y vishers. El phisher envía correos electrónicos que buscan hacerse pasar por mensajes de empresas financieras legítimas u otras empresas con las que usted efectivamente opera. El correo electrónico de phishing le solicitará que vaya a un sitio web falso o "falsificado" para que escriba nuevamente su número de tarjeta de crédito o para que verifique su contraseña. Los vishers le solicitarán que los llame para hacer exactamente lo mismo. Recuerde que las empresas de reputación jamás le pedirán tal información por correo electrónico.
  • Estafas comunes. Usted no ha ganado una lotería en Turquía ni ha sido especialmente elegido por la esposa exiliada de un ex presidente para recibir 10 millones de dólares a cambio de dejarle su número de cuenta bancaria. Que no le decepcionen. Si le parece que una oferta es demasiado buena o demasiado absurda para ser real, probablemente esté en lo cierto.
  • Contenido inadecuado. Existen muchas ofertas de spam de proposiciones sexuales que usted puede ver, pero que sus hijos no deben ver en absoluto.

Para jóvenes y mayores

Hablando de sus hijos, asegúrese de explicarles lo que significa el spam. Se manejan con tanta naturalidad con las PCs que no tienen ningún temor en hacer clic en cualquier vínculo, incluso en aquellos en los que no deben. Asegúrese de que no abran correos electrónicos provenientes de personas que no conocen. Adviértales para que no abran a ciegas los archivos adjuntos porque pueden liberar spyware, virus o contenido inadecuado. Pídales que les muestren cualquier mensaje del que no estén seguros antes de abrirlo.

Si considera que el contenido que pueda aparecer en mensajes de spam puede dañar a sus hijos, piense si son lo suficientemente grandes o maduros para tener sus propias cuentas de correo electrónico. Para los niños más pequeños, asegúrese de establecer la configuración de la carpeta de spam en sus cuentas y esté atento a los asuntos de los mensajes entrantes cuando inicien sesión.

La lista de spam

Mantenga un perfil bajo en su dirección de correo electrónico para mantenerse fuera de las listas de spam. Cuando publique su dirección de correo electrónico en un foro online o la proporcione a otras personas en un mensaje, intente ocultarla para engañar a las herramientas automatizadas que usan los emisores de spam. Por ejemplo, en lugar de usar marian@norton.com, escriba "marian arroba Norton punto com" o "marian arroba n0rt0n punt0 c0m".

Cree una dirección de correo electrónico para usar solamente para las compras online y otra dirección para enviar y recibir correspondencia. Con el correo electrónico web gratis, es sencillo crear varias cuentas para poder limitar el spam que aparece en su cuenta principal.

Qué hacer

Hasta el momento, no existe ninguna lista "no enviar por correo electrónico". Por lo tanto, y hasta tanto no exista tal lista, usted mismo tiene que encargarse del spam. Afortunadamente, hay buenas herramientas para ayudarlo en esta tarea. La mayoría de los programas de correo electrónico incluyen filtros que detectan el spam y lo aíslan. Muchos proveedores del servicio de Internet filtran el spam para que este nunca llegue a su PC. Pero para obtener una protección integral contra el spam, usted tendrá que instalar un software de red, como Norton™ Internet Security o Norton 360™ para que examine, detecte y bloquee el spam, y para que elimine los virus y el spyware que tal vez ya estén alojados en su PC.

Si el spam lograra pasar estos filtros, adopte la postura más sencilla con respecto a los correos electrónicos sospechosos: simplemente elimínelos.